8 de abril de 2013

Andrea Camilleri: La danza de la gaviota


Cada nueva novela de Camilleri protagonizada por el comisario Montalbano es un auténtico acontecimiento que este blog recibe con satisfacción. Tras La edad de la duda nos llega ahora La danza de la gaviota (La danza del gabbiano, 2009).
En la comisaría de Vigàta no hay mucho trabajo. Salvo y Silvia, que no se han visto en tres meses, hacen planes para pasar unos días juntos visitando algunos pueblos sicilianos; pero, como siempre, sus vacaciones se arruinarán. Esta vez debido a una inquietante noticia: Giuseppe Fazio, el fiel subordinado del comisario, ha desaparecido. Montalbano, muy preocupado, se sumerge tan a fondo en la investigación que se olvida totalmente de su novia, que, tras olvidar su propósito inicial de abofetearlo en público, regresa, inesperadamente comprensiva, a su casa.
El título de la novela hace referencia a una gaviota que el comisario ve morir en la playa frente a su casa de Marinella. El intrascendente suceso obsesiona a Montalbano, que lo considera el presagio de una desgracia inminente que, en efecto, no tarda en cumplirse. La desaparición del inspector Fazio destapa un caso de corrupción política con conexiones internacionales,  participación de la mafia y un sangriento rastro de cadáveres.
La danza de la gaviota es una novela con momentos realmente divertidos. En uno de ellos, muy cervantino, Montalbano teme encontrarse con el rodaje de la serie de televisión que lleva su nombre. No le apetece ver al actor que lo interpreta. No entiende que hayan elegido a uno que, además de no parecérsele, está completamente calvo cuando él tiene pelo “para dar y vender”.
Además del humor habitual, volvemos a encontrar a un Camilleri muy crítico con la situación de su país. Una muestra: “Montalbano decidió que había que modificar el artículo 1 de la Constitución en los siguientes términos: Italia es una República basada en la venta de droga, el retraso sistemático y el parloteo vano.”
Camilleri y Montalbano, siempre una apuesta segura.
Andrea Camilleri: La danza de la gaviota, Ediciones Salamandra, 2013.

 Licencia Creative Commons