30 de diciembre de 2007

Por la familia cristiana y por la no cristiana

Dentro de unas horas distintas asociaciones católicas, convocadas por la Archidiócesis de Madrid, se concentrarán bajo el lema "Por la familia cristiana".
Microscopio del Dr. Winter espera ingenuamente que algunos de los representantes de esas asociaciones tan combativas alcen sus bien templadas voces contra el peligro hacia las familias cristianas (y no cristianas) que suponen las declaraciones del Obispo de Tenerife sobre el abuso a menores. Me temo, no obstante, que sobre este asunto los activistas religiosos seguirán la consigna tácita (¿?) de la Conferencia Episcopal: silencio absoluto.
Recordemos las palabras de Bernardo Álvarez:
-La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara.
-Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?
-Para empezar, un abuso es una relación no consentida.
-Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece.
Me permito destacar, por último, la opinión del Secretario General de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, Juan José Tamayo:
"Con declaraciones como ésta no extraña el descrédito que la Iglesia católica tiene entre los adolescentes y los jóvenes, que huyen de ella como de la peste".
Y entre los no tan jóvenes, añado.

15 de diciembre de 2007

Billie Holiday y Lester Young


El 8 de diciembre de 1957 tuvo lugar uno de los más memorables y emotivos acontecimientos musicales del siglo XX. Ese día se produce una irrepetible conjunción de astros cuando se graba The Sound of Jazz en los estudios de la CBS.

Billie Holiday canta Fine and Mellow, un blues escrito por ella, acompañada ni más ni menos que por Lester Young, Coleman Hawkins y Ben Webster (saxos tenor); Gerry Mulligan (saxo baritono); Roy Eldridge y Doc Cheatham (trompetas); Vic Dickenson (trombón); Mal Waldron (piano); Milt Hinton (contrabajo); Danny Barker (guitarra) y Jo Jones (batería)

Tras la presentación de Robert Herridge, Roy Eldridge marca el compás y los músicos introducen el tema. A Billie se le ve deteriorada y quizá bajo los efectos de la droga cuando canta My man he don't love me he treats me oh so mean / He's the meanest man that I've ever see. A continuación, escuchamos el saxo de Coleman Hawkins. Después se produce el momento más sobrecogedor.

Vemos cómo un enfermo Lester Young se levanta con dificultad del asiento para interpretar su solo con infinita delicadeza y melancolía. Billie tiene la mirada perdida. Emocionada, sigue con la cabeza las notas del saxo de Young que seguramente toca en exclusiva para ella. Llevan años sin hablarse, durante los ensayos ni se han mirado. Quizá esté recordando los viejos tiempos en que eran grandes amigos. Cuando ella, como ya existía un Duque (Duke Ellington) y un conde (Count Basie), lo llamaba "Prez" (Presidente). Los viejos tiempos en que Lester Young, con cariño, la llamaba "Lady Day". Quizá los dos saben que es la despedida.

Menos de dos años después de esta grabación, el 15 de marzo de 1959, consumido por el alcohol, moriría Lester Young. No tenía ni cincuenta años. Su muerte conmoció a Billie que afirmó: “Yo seré la próxima.” Acertó.

Durante sus últimos meses de vida Billie vivió sola, con la única compañía de su perro. Debido a una estafa que había sufrido sólo poseía 70 céntimos en el banco y unos 700 dólares en efectivo. El 30 de mayo de 1959 es hospitalizada debido a problemas de hígado y corazón. Acusada de posesión de drogas, fue arrestada en el hospital. Murió de cirrosis hepática el 17 de julio. Según se puede leer, en el momento de su muerte permanecía esposada. Tenía 44 años.



10 de diciembre de 2007

El moderno Cerbero

Paul Auster, amado y odiado


Entrevista en El País de Borja Hermoso (como Carlos Boyero ha abandonado El Mundo) a Paul Auster. El novelista y director de cine ocasional responde sobre todo preguntas relacionadas con su última película, La vida interior de Martin Frost, no muy bien recibida por los críticos.


Además, hay algunas reflexiones interesantes sobre su obra literaria. Selecciono un ejemplo.


Pregunta: Siempre habla usted de su cine como algo que o bien se ama o bien se odia. ¿Por qué hay que ser tan radicales, es que no hay término medio?


Respuesta: Bueno, eso es algo que también sucede con mis libros, se aman o se odian... y la verdad es que ya estoy acostumbrado. Es una manera dolorosa de vivir, pero es la historia de mi vida (risas).


Nota final: En Microscopio del Dr. Winter se ama a Paul Auster.

7 de diciembre de 2007

Micah P. Hinson: She don't own me

De su disco And the opera circuit (2006)

No pirategeu

iCat fm es una emisora catalana de música por Internet ejemplar en muchos sentidos. Sigo con fidelidad de discípulo el programa Delicatessen, creación de Albert Puig, con el que comparto debilidades (Micah P. Hinson, por ejemplo) y que me ha descubierto no pocos músicos sugerentes.
Pues bien, Albert Puig tiene un blog que también frecuento. El día 13 de noviembre publicó una conmovedora (¿por su simplicidad?, ¿por su ingenuidad?, ¿por su maniqueísmo cultural? ¿por su activismo patriótico?) entrada titulada No pirategeu discos d'artistes catalans!

Te recomiendo que escuches a Albert Puig, y haz caso: configura tu emule para descargarte música de todos los rincones del planeta, excepto de Cataluña, ¿eh?

2 de diciembre de 2007

The Lincoln Lawyer

Michael Connelly, creador de Harry Bosch, el Philiph Marlowe de nuestros inciertos tiempos amenazados por el cambio climático, es considerado por unanimidad uno de los mejores autores estadounidenses actuales de novela negra. En mi opinión, el mejor: varios cuerpos por delante del excesivo James Ellroy (magnífica L.A. Confidential) o del irregular Dennis Lehane (magistral Mystic River, infumable Shutter Island). El propio Connelly se reconoce seguidor del maestro Raymond Chandler, lo que de entrada es una garantía. Vamos, que ha seguido el sabio consejo “arrímate a los buenos, y serás uno de ellos” del Lazarillo de Tormes.

Pues bien, después de la habitual demora de un par de años se ha publicado en nuestra piel de toro una nueva novela de Connelly. El título original es The Lincoln Lawyer (2005). Aquí se publica como El inocente.


Antes de seguir avanzando, dos comentarios previos. En primer lugar, no entiendo por qué Ediciones B nos castiga a los seguidores de Connelly con su pereza editora y tenemos que esperar varios años para leer traducidas sus novelas. Echo Park (2006) se publicará en español en marzo de 2008. Antes aparecerá en checo, sueco o búlgaro (y eso que somos una gran potencia editorial por aquello del mercado sudamericano). Para The Overlook (2007) no hay ni fecha prevista. ¿Qué hacemos los adictos para aliviar la desasosegada espera? Buscarnos la vida y comprarlas en países más civilizados. Así que yo ya las he leído sin tener que esperar meses. Ya os comentaré otro día.

Segunda cuestión previa: la caprichosa traducción del título. Coincidencia: El inocente de Mario Lacruz fue una novela española precursora del género negro publicada en 1953. A la editorial le parece un título más vendedor que El abogado del Lincoln, más fiel al original. En mi opinión, ya se ha adulterado de entrada el sentido de la obra.

El escenario de la novela: Los Ángeles, metáfora de nuestro mundo, donde en un solo año se producen 140.000 detenciones por delitos graves y 50.000 por faltas relacionadas con drogas y delitos sexuales; pero esta vez el protagonista no es el detective Harry Bosch, sino Michael Haller, un abogado que nunca pisa su bufete, que, conducido por su chófer, se desplaza de juzgado en juzgado en uno de sus varios Lincoln Town Car (la limusina de la foto), y que antes de preguntar a sus clientes por los delitos imputados les anuncia sus pingües honorarios.
No voy a desvelarte nada del argumento, que cuenta entre sus mejores ingredientes con una variada y bien sazonada presencia de camellos, prostitutas, violadores, psicópatas, estafadores, vividores... Junto a ellos, los inevitables policías, abogados, fiscales, jueces... muchos de ellos corruptos. Uno de los delicuentes le replica a Haller: “Joder, tendría que haber ido a la facultad de Derecho. Tú eres un estafador como yo.” En medio de toda esta fauna la inesperada presencia de un inocente (“algo tan raro como un verdadero milagro”) produce una reacción en cadena que golpea en pleno rostro al abogado y desencadena nuevas tragedias.

Aprovecho la ocasión para presentarte mi sitio web sobre Harry Bosch, donde podrás leer que Harry Bosch y Michael Haller son hermanos de padre (un famoso abogado); aunque sólo hayan coincidido en una ocasión. Tengo la intuición de que los encontraremos juntos en alguna próxima novela.

Werner Bischof

Para conjurar el mal gusto de las portadas casposas...

Werner Bischof: Tokio. Patio del templo Meiji

22 de noviembre de 2007

Portadas casposas

Girando mi habitual visita a la revista digital efe eme descubro un blog (Péinate que viene gente) y una web (Welcome to the Museum of Bad Album Covers) dedicados a las más casposas y horribles portadas de discos. Carcajadas aseguradas. Como aperitivo pongo una muestra del fino y elegante diseño que podrás encontrar si entras.

21 de noviembre de 2007

Shine y River

Coinciden estos días en el mercado y en los medios dos discos protagonizados por Joni Mitchell. Por un lado, Shine: su última obra, sobre la que ya comentábamos hace unos meses. Por otro, River: The Joni letters, un homenaje que le brinda el genio del jazz Herbie Hancock. Dato enciclopédico: ambos trabajaron juntos en Mingus (1979) , un álbum emblemático, magnífico, que la canadiense dedicó a Charles Mingus. Vayamos por partes.

El disco de Joni Mitchell ha sido recibido con división de opiniones, como las faenas taurinas. Más críticas malas que buenas he leído y oído yo. Dicen, por ejemplo, los nostálgicos que su voz ya no es la que era. ¡Por supuesto!, subrayo. Joni tiene ahora 64 años y me temo que ya no podemos esperar que cante como en Hejira.

Por ello, reconozco que comencé a escuchar Shine con cierto prejuicio. La portada es más bien fea y el primer tema, instrumental en el que ella toca todo salvo el saxo alto, es anodino; pero el disco va ganando fuerza y nos deja, entre otras buenas canciones, una actualización de Big yellow taxi, uno de sus clásicos, y una auténtica joya llamada Night of the iguana, que para mí es la cima del CD.

Así que discrepo de la mayoría de las críticas. Shine es una obra notable. Es cierto que Joni ha perdido voz; pero nos ha dejado claro que su creatividad sigue intacta. Ya quisieran muchos simplemente acercarse a su nivel en estos tiempos tan estériles en los que se idolatra a los ganadores de los Grammy (exacto, esos premios tan festejados que se reparten cual churros) como si fueran clones de Beethoven.
En cuanto a River: The Joni letters no hay discusión. Se trata de un monumento prodigioso. Acaba el disco y uno pide más. Es todo un regalo y una garantía de por vida escuchar los temas de Joni Mitchell recreados por extraordinarios músicos de jazz como Herbie Hancock, Wayne Shorter y Dave Holland. Además, cantan la propia Mitchell, Norah Jones, Luciana Sousa y ¡Tina Turner! (la única pega que le pongo al CD, pero se trata de una manía muy personal).


Conclusión, dos recomendaciones más del Dr. Winter. Haz caso.

14 de noviembre de 2007

A Dream of Her

Esta vez os contaré una historia sobre alguien que nació en Memphis el mismo día, 30 de marzo de 1981, en que Ronald Reagan (mediocre actor y delator que llegó a Presidente) sufrió un atentado junto al Hotel Hilton de Washington. Cuando ya era adolescente se trasladó junto a sus padres, fundamentalistas cristianos, a Abilene, Texas.

Allí hizo sus primeras incursiones musicales en la escena country y llamó con perseverancia (digna de mejor causa) a las puertas de la desdicha cuando, de entre todas las mujeres del lugar, eligió para enamorarse a una modelo, viuda de un rockero local (“la viuda negra”, la llama él) que lo inició en el consumo de valium y otras píldoras y lo condujo. alevosa, por el tortuoso camino de la perdición.

En la primavera de 2000 fue detenido por falsificar recetas. Cuentan las crónicas especializadas que el paso por la cárcel, además de aumentar su repertorio anecdótico e inspirar las letras de sus canciones, le reportó la pérdida de automóvil, casa, dinero, instrumentos musicales y el repudio sobrevenido de su estricta familia. “Yo era un pequeño bastardo destructivo”, afirma si le preguntas por esos tiempos.

A salir de la cárcel, trabaja en lo que sale, vive como mendigo, duerme en la calle, y compone compulsivamente canciones de contenido autobiográfico. Como quiera que en la vida no todo son penas, y que Dios aprieta, pero no ahoga, uno de sus amigos músicos (John Mark Lapham, del grupo The Earlies) envió a la BBC una de sus maquetas. Una discográfica inglesa se interesa rápidamente por él. Le paga el billete de avión y en menos de dos semanas graba su primer disco. Estamos en 2004. De pronto se ve haciendo giras acompañando, entre otros, a nuestro querido Antony, o a Devendra Banhart. Es el comienzo de la caprichosa fama.

Su siguiente episodio biográfico nos lleva a una fiesta en un hotel escocés. Hay gaitas sonando. Junto con sus amigos, está borracho. Uno de ellos, el batería de su banda, le golpea de broma la espalda y lo deja inválido durante dos semanas. Viene después la operación, que no resulta un éxito precisamente. Dolores y la necesidad de una nueva operación. “Bastardos”, proclama.

Durante la convalecencia graba en su casa su segundo álbum. Así que sus dos discos largos nacen del dolor. En una entrevista le preguntan si el sufrimiento le inspira. Él responde: “No quise decir que el sufrimiento me inspira. No necesito cierta clase de dolor en mi vida para hacer música. Es sólo que por alguna razón la vida me encuentra en lugares extraños atravesando cosas extrañas y al fin del día, yo sólo escribo sobre lo que sentí y presencié. No tienen que estar atadas al dolor. Honestamente no me importaría tener una vida normal, ocasionalmente. Pero este es el apremio con el que los dioses me agraciaron, entonces hago lo mejor que puedo con lo que tengo.”

El protagonista de esta historia se llama Micah P. Hinson. Compone canciones desgarradas e intensas que se inician con unos sencillos acordes de guitarra. A continuación comienza a cantar. Sorprende su voz, profunda y áspera, impropia de un veinteañero. Luego vienen unos arreglos de cuerdas o piano que desarrollan una melodía casi minimalista. El resultado final son canciones esenciales, intensas, tristes, conmovedoras, diferentes de todo lo que has escuchado.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque Micah P. Hinson ha publicado hace poco su último trabajo. Un EP que contiene una canción preciosa llamada A Dream of Her que me tiene hipnotizado y que te recomiendo ya mismo.

Sus discos
2004. Micah P. Hinson and The Gospel of Progress.
2005. The Baby and The Satellite. (EP)
2006. Micah P. Hinson and The Opera Circuit.
2007. Micah P. Hinson presents A Dream of Her. (EP)

13 de noviembre de 2007

Micah P Hinson - Beneath the Rose

It is said
that you cannot be found
under rocks or broken skull
I will lay down
I can be found beneath the rose
alone

Safe to say
that I'll never be found
broken bones holding loose
you will be crowned
queen of all you have found
alone

1 de noviembre de 2007

Cro-Magnons

Instalados en nuestro confortable sopor nos habíamos olvidado de Myanmar (Birmania); pero los monjes budistas vuelven a manifestarse para recordarnos que no sólo nada ha cambiado, sino que la situación ha empeorado.
Según los datos oficiales, en el último mes han muerto 10 personas y 3000 han sido detenidas. La oposición al Régimen habla de 200 muertos y 6000 detenidos como sangriento cómputo de la represión.
Además, Human Rights Watch ha denunciado que la Junta Militar está comprando o secuestrando a menores de edad (¡¡¡¡¡¡de incluso diez años!!!!!!) para alistarlos en el ejército.

Leo en el Informe 2007 de Amnistía Internacional que en Myanmar se cometen “violaciones sistemáticas y generalizadas del derecho internacional humanitario” a una escala equivalente a crímenes contra la humanidad;
que la mayor parte de las principales figuras de la oposición están encarceladas, entre ellos Aung San Suu Kyi, y que se ha prorrogado el período de detención sin cargos ni juicio de destacados presos de conciencia, algunos recluidos desde octubre de 1977;
que se consideran delito los comentarios adversos a la Constitución;
que aumentaron las desapariciones, los trabajos forzosos, las torturas y las ejecuciones extrajudiciales de civiles;
que ha aumentado el uso de las minas terrestres;
que hay escasez de alimentos porque se prohibe salir de los poblados para cultivar o comprar comida o se corta el acceso a las poblaciones;
que se queman pueblos enteros;
que se producen detenciones sin orden judicial y a los acusados se les niega el derecho a la asistencia letrada y se les somete a incomunicación;
que en las cárceles las condiciones son inhumanas, que la tortura, la alimentación deficiente y la precaria asistencia médica han provocado la muerte de al menos seis presos políticos;
que se restringe el derecho a la libertad de información, expresión, reunión y asociación...

Leo el sobrecogedor catálogo de la barbarie y me levanto a mirar un calendario. No, no estamos en la Edad Media. Estamos en el civilizado y muy globalizado siglo XXI. Estamos en la resplandeciente época de las TIC, de los bits y de los píxels; pero seguimos siendo cro-magnons.


Pincha en el enlace para unirte a la campaña de AI.


31 de octubre de 2007

Bob Dylan en la exposición





















Chemnitz es una ciudad alemana del estado de Sajonia (para situarnos, en lo que era la RDA). En su Museo de Arte, cuya existencia ignorábamos hasta ahora, se ha inaugurado hace un par de días una exposición pictórica de Bob Dylan. El polifacético cantante y poeta ya había pintado personalmente las portadas de sus álbumes Self-portrait, y Oh, merci; pero su afición por la pintura va más allá.

Bajo el nombre The Drawn Blank Series se recogen 170 obras, entre acuarelas y gouaches. Se trata de la primera exposición de Dylan, que en 1994 había publicado un libro de dibujos titulado Drawn Blank, que nada tiene que ver con la muestra actual, que exhibe en su totalidad obra reciente.
Ya sabes, si antes de febrero viajas por el este de Alemania no dejes de acercarte al Museo de Chemnitz. Junto a Picasso y Munch encontrarás a Dylan.

20 de octubre de 2007

Midnight Poison

Wong Kar-Wai es uno de los indispensables de Microscopio del Dr. Winter. Además de ofrecernos sugerentes, excelentes, películas a veces nos deleita con pequeñas obras maestras publicitarias. Os traigo un ejemplo: su spot para Midnight Poison. En poco menos de un minuto de ritmo hipnótico, sus habituales planos cortos y el dominante color añil para presentarnos a la moderna Cenicienta, siempre esclava de la medianoche.
Datos secundarios: el perfume es de Dior (contiene pachuli, no me gusta el pachuli) y ha sido diseñado por John Galliano. La actriz es Eva Green. La música es de Muse, Space of Dementia.


15 de octubre de 2007

15 de octubre



15 de octubre: Microscopio del Dr. Winter se une a la defensa
de nuestro maravilloso y amenazado planeta.
Fotos © Alazorza

Songs of Mass Destruction

Dr. Winter recomienda: Songs of Mass Destruction de Annie Lennox.

En 2003 Annie Lennox publicó Bare. En mi opinión, uno de los mejores discos de los últimos años. Compuesto por Annie tras una ruptura amorosa, el tono general de Bare era melancólico, pero esperanzado. Entre tanta tristeza, venía a decir, hay que mirar hacia delante, hacia la luz.
Con tan soberbio precedente, acaba de salir Songs of Mass Destruction. Tras las primeras audiciones, hay que decir que el espíritu que domina ya no es lírico, sino más bien épico y militante. En lo musical, podemos hablar de buen pop, con esencias de soul, funk, gospel... y con algún eco electrónico no muy lejano de lo que fue Eurythmics.

Annie, además de colaborar en diversas asociaciones que defienden los derechos humanos o la naturaleza, es una cantante y compositora que lucha por mejorar la terrible situación de la mujer en buena parte del mundo.

Como fruto de su colaboración con la Fundación Mandela surge Sing, la canción que más repercusión está teniendo en los medios. El tema: la denuncia de las terribles condiciones sociales y sanitarias de las mujeres embarazadas que padecen el SIDA en África del Sur. La anécdota: en Sing hacen coro 23 mujeres, entre ellas las famosas Anastacia, Angelidque Kidjo, Celine Dion, Dido, Sara McLachlan, Pink, Shakira, K. D. Lang y hasta la mismísima Madonna. En Navidad seguro que tenemos el vídeo hasta en la sopa. Da lo mismo, podremos soportar a Shakira o a Madonna por un buena causa.

Anteriores discos de Annie Lennox tras la desaparición de Eurythmics: Diva (1992), Medusa (1995). Bare (2003).

Visita la web de Annie (pincha aquí)

3 de octubre de 2007

Magic

Bruce Fredenick Joseph Springsteen, más conocido del uno al otro confín por The Boss, no es uno de los indiscutibles del abigarrado panteón de Microscopio del Dr. Winter: aunque reconocemos su grandeza y desde hace unos cuantos lustros nos haya deleitado.
Hoy aparece en todos los medios debido a la publicación de Magic, su nuevo disco junto a su E Street Band, y al comienzo de su gira por Norteamérica y Europa, que lo traerá a España. Entradas ya agotadas en Madrid. Las de Bilbao todavía no se han puesto a la venta.

Por cierto, al reciente Play it as it lays, el tercer álbum de Patty Scialfa, su todavía esposa (rumores de separación en la prensa neoyorkina) no se le ha dado tanto bombo a pesar de las excelentes críticas, que comparto.

Aprovecho para recomendaros dos magníficos y bien documentados artículos que ha publicado Fernando Navarro en la revista digital Efe Eme. El primer es El diccionario de Bruce Springsteen, con miscelánea información sobre él. El segundo es Magic: canción a canción, que analiza su nuevo disco. Que disfrutéis del doble menú.

1 de octubre de 2007

Michael Brecker: Pilgrimage

Pilgrimage del saxofonista Michael Brecker es un disco doblemente memorable y emotivo. En primer lugar por su excelente calidad musical. En una reunión irrepetible coincidieron buena parte de los mejores músicos del jazz actual: además de Brecker, mi muy querido Brad Mehldau (piano) junto a Herbie Hancock (piano), Pat Metheny (guitarra), John Patitucci (contrabajo) y Jack DeJohnette (batería).

Por otro lado, porque se trata de su última grabación. En el verano de 2005 le fue diagnosticada una afección de la médula ósea que degeneró en leucemia. Durante dos años y medio Brecker luchó contra la enfermedad: quimioterapia, tratamiento experimental con células madre, búsqueda de un donante de médula compatible, donación por parte de su propia hija, trasplante...
En agosto de 2006, aprovechando un período de tregua de la enfermedad, grabó Pilgrimage, su testamento musical. En enero de 2007 murió en Nueva York. Tenía sólo 57 años.


Michael Brecker ha sido uno de los más reconocidos e influyentes saxofonistas de las últimas décadas. Dos colaboradores de Miles Davis fueron decisivos en su vocación musical: Cannonball Adderley le hizo elegir el saxofón (comenzó tocando el clarinete), y John Coltrane fue, según él reconocía, su principal fuente de inspiración.

Con su hermano Randy formó el grupo Brecker Brothers, y con Mike Manieri una de las más importantes bandas de jazz de los años 80, Steps Ahead. Además, colaboró en decenas de discos con pesos pesados del pop y del rock: Joni Mitchell, Frank Sinatra, Bruce Springsteen, Frank Zappa, Paul Simon, Lou Redd, Steely Dan...

Pilgrimage ("peregrinación", significativo nombre) es una obra clave para los que amamos el jazz. Es una despedida vital más espiritual que melancólica, en la senda que marcó John Coltrane, y con la maestría latiendo en cada nota.

30 de septiembre de 2007

1440

Luis Basat en su "Libro rojo de la publicidad" clasificaba los spots en diez tipos. Lo que él llama "los diez caminos básicos de la creatividad". Uno de ellos es la analogía, basada en la asociación de ideas. Rescato una brillante muestra de analogía que tuvimos ocasión de contemplar hace unos meses. La buena publicidad es un regalo para inteligencia y para los sentidos, y este anuncio de Mercedes lo demuestra. Un buena idea magistralmente puesta en escena en 45 segundos. El clásico tema del "carpe diem" actualizado a principios del siglo XXI.

25 de septiembre de 2007

Messagi del Mare

Os recomiendo una visita a una web curiosa dedicada a las botellas con mensajes que encuentra durante sus paseos por las playas el médico italiano Roberto Regnoli. Según este sorprendente coleccionista la mayoría de los mensajes son de amor. En mi imaginario particular, las botellas lanzadas al mar, más que románticas, se asocian a las novelas de piratas que buscan tesoros ocultos o de náufragos barbudos y desesperados; pero esos eran otros tiempos...
Os pongo una foto de Regnoli con una botella recién encontrada. Como dice en su página, para leer el mensaje hay que romper la botella, así que lo primero que hace es fotografiar el hallazgo para guardar testimonio.



Pincha aquí para entrar a Messagi del Mare

Amy

Uno de los mejores discos de los últimos meses es Back to Black de Amy Winehouse. La cantante británica, que el 14 de septiembre cumplió 24 años, ha conseguido lo imposible: grandes ventas, excelentes críticas y una gran repercusión con su segunda obra (número 1 en Gran Bretaña y Estados Unidos, y ganadora de una buena colección de premios.) Hasta en los supermercados he escuchado sus canciones, lo que interpreto como sinónimo de la siempre efímera y caprichosa fama. Por cierto, mucha de las críticas que he leído tiran de tópico y se empeñan en compararla con Billie Holliday. En mi opinión, la referencia musical más clara es, sin embargo, Dinah Washington.

A pesar de sus buenas canciones, Amy se está haciendo famosa en la prensa por sus problemas de “salud”. Anorexia, bulimia, alcoholismo, drogas... son palabras habituales en su biografía. "Rehab” (rehabilitación) es el significativo título de la primera canción del álbum. En agosto sufrió un desmayo que acabó con la cantante en el hospital y con diversas versiones nada amables en los periódicos. Se sabe que gasta unos 300 euros en marihuana a la semana, que ha agredido a algunas de sus fans y que cuando se pasa bebiendo es, en su propia opinión, una “gilipollas.”

Hace unos días, la revista Efe Eme se refería a una intervención de los suegros de la cantante en Radio 5 de la BBC. Reproduzco el párrafo, que no tiene desperdicio: “Que tus suegros te boicoteen la carrera tiene mérito... Parece una broma, pero los suegros de Amy Winehouse pidieron que no se le conceda ninguno de los premios a los que está nominada y que los seguidores dejen de comprar sus discos hasta que tanto Amy como su marido se pongan en tratamiento médico para solucionar su adicción a las drogas. Con suegros tan entrañables, ¿quién necesita enemigos?”

Espero que Amy aparezca en los diarios por sus buenas canciones, y no por su mala cabeza. Que siga el ejemplo de Billie Holliday y de Dinah Washington sólo en lo musical, no en lo existencial. Dinah, con problemas de peso, murió por una sobredosis de pastillas para adelgazar mezcladas con alcohol a los 39 años.

Nota: Esta entrada está dedicada a Rauschii, que cumple años, y que fue quien primero me recomendó a Amy. ¡Felicidades!

24 de septiembre de 2007

Aung Sang Suu Kyi

En enero, en una entrada sobre Damien Rice, comentaba que su canción Unplayed piano (pincha en el enlace para escucharla) está dedicada a la líder birmana Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, en arresto domiciliario por su oposición a la Junta Militar en el poder desde 1988.

Birmania (ahora Myanmar), país aliado de Corea del Norte, invierte más dinero en comprar armamentos que en educación y salud conjuntamente. Con ese dato ya está dicho casi todo.
En los últimos días, Suu Kyi y la remota Birmania ocupan minutos en los informativos por las pacíficas y multitudinarias manifestaciones de miles de monjes budistas que se iniciaron como protesta a las agresiones que las fuerzas de seguridad ocasionaron a varios monjes.

Hoy se ha conocido que la Junta Militar ha amenazado con tomar medidas si no se suspenden las manifestaciones. Las potencias mundiales han pedido tibiamente prudencia y diálogo.

Me temo que alguna mañana nos desayunaremos con imágenes de sangre corriendo por las calles birmanas y permaneceremos tan indiferentes como siempre. En nuestros "muy civilizados" países estamos vacunados contra el espanto que gobierna el mundo. Me temo que ya sólo nos conmocionamos cuando el que muere es un jugador de fútbol.

¿Nos vamos a quedar tan tranquilos?


20 de septiembre de 2007

Auster en San Sebastián

Paul Auster ya está en San Sebastián para presidir el Jurado de la Sección Oficial del Festival de Cine. Además, presentará fuera de concurso su película The Inner Life of Martin Frost (La Vida Privada de Martin Frost), interpretada por David Thewlis, Irène Jacob, Michael Imperioli y Sophie Auster.
Mientras esperamos las críticas, recordemos que en el universo recurrente de Auster ya encontrábamos en su novela El libro de las ilusiones (2002) la referencia a una película con ese mismo título. El núcleo del argumento es básicamente el mismo: Martin Frost es un escritor que, tras escribir durante tres años su última novela, necesita un descanso y se retira a un rancho. Al despertar, tras la primera noche, encuentra dormida a su lado a una mujer a la que nunca había visto. Claire, la enigmática joven, resulta ser estudiante de filosofía. Pronto surge entre ellos la pasión, pero ella sigue siendo una desconocida rodeada de misterio. Y... no desvelaré el final. En definitiva, encontramos algunos de los temas esenciales de Auster: la creatividad, la búsqueda de la identidad, la frágil frontera entre realidad y fantasía...

La relación de Auster con el cine comenzó como guionista con Smoke (1995). Después, codirigió la continuación Blue in the Face (1995). La magnífica Lulu on the Bridge (1998) fue su primera obra en solitario como director.

En cuanto a su narrativa, diremos que hace sólo unas semanas terminó su última novela, Man in the Dark, de la que hasta ahora nada se sabe, y que los adictos esperamos con ansiedad.

17 de septiembre de 2007

Levi's 'Dangerous Liaison'

Hace años leí que los jóvenes globalizados no compran vaqueros Levi's porque los asocian a sus padres, que los suelen vestir. Así que los responsables de las campañas publicitarias se esfuerzan en atraer a las nuevas generaciones. La última campaña: un minuto y medio que constituye uno de los mejores momentos que nos ofrece hoy en día la televisión. Por cierto, la canción que suena es "Stange Love" de Little Annie, colaboradora habitual de Antony, uno de los favoritos de Microscopio; pero de eso ya hablaremos otro día.

18 de agosto de 2007

Abbey y Max

Uno de los discos que más frecuento este verano es Abbey sings Abbey, la última obra de Abbey Lincoln. Se trata de un disco de nuevas versiones de algunas de sus mejores composiciones. Lo primero que sorprende son los nuevos arreglos. En ocasiones con aires countries o hawaianos y con la presencia de la guitarra (de Larry Campbell, habitual de Dylan o Costello), del acordeón o del cello. En tiempos de tanta fácil mediocridad encontramos un disco imprescindible de gran belleza y sensibilidad. Otra encarecida recomendación de Microscopio del Dr. Winter.
El azar ha querido que esta misma semana haya fallecido Max Roach, su marido durante cerca de diez años. En las reseñas cronológicas que he leído sobre el baterista no se menciona la relación entre ellos, así que aprovecho para señalarlo.
Max Roach era representante de esa mítica generación de músicos que forjó el jazz tal y como hoy lo conocemos. Colaboró con figuras esenciales como Coleman Hawkins, Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Thelonius Monk o Miles Davis. En las enciclopedias aparece como un batería de gran técnica que impulsó los movimientos renovadores del bebop y del hard bop; pero prefiero destacar aquí su compromiso político en defensa de los derechos civiles de los afroamericanos, que se plasma en un disco de 1960: We insist! Freedom Now Suite. Pues bien, en esta obra canta Abbey Lincoln. Un par de años después se casaron. Ella reconoce que Max la ayudó a “encontrarse” política y artísticamente.
Abbey Lincoln es otra leyenda, en este caso viva, del jazz. En sus inicios conoció a Louis Armstrong o a Billie Holliday, de la que se confiesa admiradora y a la que dedicó un disco de homenaje. Durante sus más de 50 años de carrera ha trabajado con figuras esenciales como Eric Dolphy, Sonny Rollins, Benny Carter, Coleman Hawkins... o, cómo no, Max Roach.
Compositora y letrista de muchas de sus piezas. se ha dedicado, además, a la poesía, a las artes plásticas, al cine y, sobre todo, a la defensa de los derechos humanos y a la lucha contra la discriminación racial. Durante un tiempo y tras un largo viaje por África cambió su nombre por el de Aminata Moseka para indicar su compromiso político. Por cierto, su nombre real es Anna Marie Wooldridge
Mi disco favorito de Abbey Lincoln es A turtle’s dream que grabó en 1994 con la colaboración, entre otros, de Roy Hargrove, Kenny Barron, Lucky Peterson, Charlie Haden, Pat Metheny... (¡casi nada!) Esta obra incluye canciones sobrecogedoras como Should’ve been, o como la versión de Avec le temps, superior en mi opinión a la original de Leo Ferré.

El Palacio del Rey Mayall


Microscopio del Dr. Winter estuvo con John Mayall en su concierto de San Javier (Murcia). Muy amable, nos firmó una camiseta conmemorativa de su Summer Tour 2007 que presenta su último disco In the Palace of The King.
Durante la actuación, Mayall, junto con sus inseparables y competentes The Bluesbreakers (Buddy Whittington, guitarra; Joe Yuele, batería; y Hendrick Van Sickle, bajo), demostró encontrarse en plena forma y seguir siendo el Rey del blues europeo. Inolvidable concierto de un mito musical.

Esta historia

"Necesitaba saber si las noches febriles pasadas en la oscuridad, recordando los besos del conde, eran el castigo por haber pecado contra la vida o la recompensa por haber tenido el coraje de vivirla. Arrodillada allí, en el suelo, en mitad del campo, habría agradecido saber si era inocente. Si lo eran todos, y para siempre."

Alessandro Baricco: Esta historia, Anagrama, 2007. La edición original es de 2005.

Irregular se muestra Baricco en su última novela. En pocas páginas pasa de la maestría narrativa al ladrillo más indigesto. Me parece uno de esos autores sobrevalorados, a pesar de la muy loada Seda, que no me atrevo a releer porque temo que, ahora, me decepcionaría.

Pequeña digresión: la anterior cita me trae a la memoria unos versos de una canción de Fito:

"Como venganza de la buena de la buena suerte,
o recompensa de la mala vida
de la cabeza me arrancaron cables
para meter las cosas que antes no me cabían."
(Sobra la luz)

El largo adiós

Releído en el fragor de la noche estival:

"Bajé al drugstore, me comí un sándwich de ensalada de pollo y bebí un poco de café. El café era de segunda mano y el sándwich tan sabroso como un trozo de camisa vieja. Los norteamericanos se comen cualquier porquería con tal de esté tostada, sujeta con un par de mondadientes y se le salga la lechuga por uno de los lados, mejor aún si está un poquito lacia."

Extraído de El largo adiós de Raymond Chandler. Una lectura siempre aconsejable. Por cierto, la obra es de 1953.
Otra cita de esta novela:

"No hay trampa más mortífera que la que se tiende uno a sí mismo."

Nota: No se refiere al sándwich de pollo de antes, eh, sino a algo más existencial.

28 de julio de 2007

Shine y algo de Prince

En una entrada anterior (31 de marzo), a propósito del disco de homenaje a Joni Mitchell, Microscopio ya anunciaba que en otoño aparecería un nuevo disco de la cantante canadiense que odia la música y reniega de la industria discográfica. Pues bien, según leo en EFE EME a finales de septiembre se publicará Shine, editado por el sello de una famosa cadena estadounidense de cafeterías. Alternativas al tradicional negocio de la música, como la reciente iniciativa de Prince de regalar su última obra, Planet Earth, a los compradores de un periódico británico. Según él, en protesta por "los negocios especulativos de la industria discográfica".

18 de julio de 2007

Sobre el toro desaparecido

Hace una semanas, la Policía de Santa Pola detuvo a dos personas que habían desmontado con aviesa finalidad crematística uno de los toros de Osborne que decoran nuestras carreteras. Los supuestos culpables manifestaron, claro está, no saber nada del asunto. Simplemente volvían de pescar pulpos. ¡Qué ingeniosos individuos pueblan nuestro solar patrio!
Microscopio del Dr. Winter pudo comprobar in situ que, efectivamente, el toro había desaparecido y no por arte de magia precisamente. Días después fue sustituido por otro nuevo. Os presento una fotografía de prueba.


Recordemos que el famoso toro de Osborne fue amnistiado cuando se prohibió la publicidad junto a las carreteras españolas (para no distraernos durante la conducción, nos dijeron. Tiempos aquellos pre carnet por puntos: ahora se cuestiona el uso del GPS). Desde entonces, ha pasado no sólo a amenizar nuestros viajes, sino a convertirse en todo un símbolo de nuestras esencias. ¡Viva el tópico! ¡Y luego nos molestamos cuando se nos representa por ahí fuera vestidos de toreros o sevillanas, cantando flamenco o comiendo paella! Por un momento me imagino a los dos chorizos como integrantes de algún grupo antisistema, y a esforzados funcionarios del Ministerio de Cultura reponiéndolo con prontitud. Pero no: resulta ser algo pasajero. Efectos de la canícula, quizá.


Para leer la noticia pincha aquí.

José Saramago



José Saramago ha manifestado hace unos días que cree que Portugal y España acabarán uniéndose en un único país denominado Iberia. Su opinión ha causado una enorme polémica en Portugal, mientras que por aquí ha sido recibida con indiferencia. Considero que es una reacción lógica por ambas partes. Históricamente siempre ha sido así. Durante siglos hemos ignorado a nuestros vecinos, en tanto que ellos nos han mirado con manifiesto recelo. Interesante tema para la reflexión ahora que las voces nacionalistas se dejan oír con intensidad.

Por cierto, coincidiendo en el tiempo con la publicación de sus declaraciones, el Nobel portugués y Pilar del Río (española) se han casado por segunda vez. Me temo que la unión entre los dos países será algo más complicada.

Para leer la noticia pincha aquí.

29 de junio de 2007

Wilco - Impossible Germany

De "Sky Blue Sky", el último álbum de Wilco, la banda de Jeff Tweedy,una joya guitarrera: "Impossible Germany". A disfrutar.

26 de junio de 2007

Pintada


Os traigo una pintada vista por esas calles. Un prodigio de sutileza. Eufemismo + cultismo con mensaje. ¿Qué os parece? Espero vuestros comentarios.

17 de junio de 2007

She once was a true love of mine


Bob Dylan ganador del Príncipe de Asturias de las Artes. Buen momento para recordar que estamos ante un gran poeta, propuesto para el Nobel de Literatura, que ha ido construyendo un universo lírico muy personal. Os traigo la letra de Girl from the north country, del álbum The Freewheelin' (1963), donde también aparecía la famosísima Blowin' in the wind. Me gusta especialmente la imagen del "cálido abrigo", que evoca la nostalgia de otros inviernos junto a su antiguo amor ahora recordado.



GIRL FROM THE NORTH COUNTRY

Si vas a la feria del País del Norte
donde los vientos azotan fuerte sobre la frontera
dale recuerdos a una chica que vive allí.
Ella fue, una vez, mi verdadero amor.
Si vas cuando las tormentas de nieve,
cuando los ríos se hielan y el verano termina,
por favor, fíjate si lleva un cálido abrigo
que la proteja de los fuertes vientos.
Por favor, mira si su pelo cuelga largo,
si cae dando vueltas sobre su pecho.
Por favor, mira si su pelo cuelga largo,
porque así es como mejor la recuerdo.
Me pregunto si alguna vez se acordará de mí.
Muchas veces lo he deseado
en la oscuridad de mi noche,
en la claridad de mi día.
Así que, si vas a la feria del País del Norte,
donde los vientos azotan fuerte sobre la frontera,
dale recuerdos míos a una chica que vive allí.
Ella fue, una vez, mi verdadero amor.



If you´re trav´lin´ in the north country fair
Where the winds hit heavy on the borderline
Remember me to the one who lives there
She once was a true love of mine
If you go on the snowflake storm
When the rivers freeze and summer ends
Please see she has a coat so warm
To keep her from the howlin´ winds
Please see if her hair hangs long
If it rolls and flows all down her breast
Please see for me if her hair´ s hangin´ long
Thats the way I remember her best
I´m wonderin´ if she remembers me at all
Many times I´ve often prayed
In the darkness of my night
In the brightness of my day
So if you´re trav´lin´ in the north country fair
Where the winds hit heavy on the borderline
remember me to the one who lives there
She once was a true love of mine.







12 de junio de 2007

Henning Mankell: Profundidades

Lars Tobiasson-Svartman es un hidrógrafo, que, en su condición de capitán de fragata de la Marina sueca, parte en misión secreta para hacer mediciones de la profundidad del mar con la finalidad de trazar nuevas rutas de navegación a través de un remoto archipiélago. Durante el transcurso de su actividad desembarca en un islote y conoce allí a su única habitante: una solitaria joven de costumbres semisalvajes, Sara Fredrika.


De regreso a Estocolmo junto a Kristina, su esposa, piensa obsesivamente en regresar para reencontrarse con Sara Fredrika. Así lo hace. Cuando vuelve a la isla se dice a sí mismo que está haciendo una locura, pero que la locura es lo que había estado añorando. A partir de ese momento, intentando mantener la situación, fabrica una red de mentiras inverosímiles que le hacen perder el rumbo y le conducen a su propio naufragio vital.


Lars Tobiasson-Svartman, experto en profundidades marinas, maniático de las mediciones, descubre que en su interior, en el interior humano, se encuentran los abismos más profundos e impenetrables. Reconoce, demasiado tarde, que en vez de mantener la distancia con los demás debería haber apostado por la proximidad.

Profundidades, editada por Tusquets Editores, es la última novela de Henning Mankell publicada en España. Pertenece a un nuevo ciclo de su autor en torno a la verdad y la mentira. Henning Mankell es conocido en todo el mundo por sus novelas negras “nórdicas” protagonizadas por el inspector Kurt Wallander, un policía en permanente crisis existencial y dotado de una creíble humanidad que lo aleja del tópico/típico sabueso que suele nutrir este género narrativo.

Me reconozco como un ávido y sistemático lector de la obra policíaca de Mankell. Mis preferidas son La leona blanca (1933), La falsa pista (1995) o La quinta mujer (1996). En estas novelas, y en el resto de la serie, encontramos un minucioso análisis de la decadencia del estado del bienestar sueco (y europeo) convulsionado por la nueva realidad social de finales del siglo XX.

En Profundidades, Mankell se aleja de la actualidad para adentrarse en el análisis psicológico. El resultado es una interesante obra, de lectura aconsejable, pero que pierde nervio demasiado pronto. Personalmente, me quedo con el entrañable inspector Wallander, y me dispongo ahora mismo a releerlo.

29 de mayo de 2007

18 de mayo de 2007

WKW en Cannes

My blueberry nights de Wong Kar-Wai ha abierto la 60ª edición del Festival de Cannes. Las primeras críticas que he leído coinciden en afirmar que se trata de una película decepcionante.
Octavi Martí en El País afirma que el director se "rinde homenaje a sí mismo" y, a continuación, critica su manierismo ("en el peor sentido de la palabra").
Borja Hermoso, en El Mundo.es, coincide en usar la palabra "manierismo". Además, opina que la película es bonita, pero que se esperaba mucho más de ella.
Al parecer, la aventura americana de WKW no ha resultado todo lo fructífera que esperábamos sus incondicionales. En estos casos lo mejor es decepcionarse uno mismo. Ya os contaré mi impresión personal.

5 de mayo de 2007

Un guiño


Os traigo un pequeño homenaje personal que hice a Lee Friedlander tras visitar su exposición en Barcelona. Hice la foto frente al Parc Güell aprovechando el escaparate de una tienda de souvenirs.

Lee Friedlander

Hasta el 24 de junio de 2007 se puede visitar en La Fundación “La Caixa” (Barcelona) una interesante exposición antológica de Lee Friedlander.

Lo primero que tengo que señalar es que yo nunca había presenciado una muestra tan completa de la trayectoria de un fotógrafo. En total son 477 fotografías en blanco y negro y 6 en color. En concreto, estas últimas me interesaron especialmente, ya que todas ellas son imágenes de músicos (Miles Davis y John Coltrane, entre ellos) tomadas cuando Friedlander, gran aficionado al jazz, se ganaba la vida haciendo fotos para portadas de discos.

La exposición muestra perfectamente la larga trayectoria del autor y sus distintas épocas. Personalmente, me quedo con sus obras de los años sesenta en las que Friedlander realiza un juego irónico, ingenioso y manierista con la realidad y el reflejo de la realidad. Destaco, sobre todo, las fotografías de escaparates, ventanas o vidrios que reproducen, al mismo tiempo, interiores y exteriores.

Un ejemplo representativo: en la fotografía del Monte Rushmore Friedlander nos presenta tres planos. En el interior aparecen personas que parecen hacer cola. En segundo término, el reflejo en la cristalera de los presidentes Washington, Jefferson, Roosevelt, y Lincoln. En el exterior, dos turistas que observan el monumento; uno de ellos, lo fotografía.

26 de abril de 2007

Macaco: Mama Tierra

Para celebrar el Día Mundial de la Tierra, Macaco y National Geographic han realizado este vídeo que os pongo. Aparecen caras famosas para llamar la atención sobre la gravedad de la situación.
Gracias a Trini por el aviso. Un saludo

25 de abril de 2007

Sophie Auster

Sophie, la hija de papá Auster y de Siri Hustvedt, ha actuado en Madrid esta semana dentro de la programación de La Noche de los Libros. Acompañada por el grupo One Ring Zero interpretó canciones de Sophie Auster (2006), su primer disco. Como parece inevitable, el CD está repleto de referencias literarias. Sophie eligió poemas de Robert Desnos, Guillaume Apollinaire, Paul Eluard o de Tristan Tzara (traducidos por Paul Auster) y alguno original de su padre para su debut. Según sus propias palabras, el disco suena "cabaretero", con evidentes influencias de Tom Waits, Kurt Weill o Nino Rota. En la actualidad trabaja en su segunda obra, con letras, en este caso, suyas.
En una entrevista en El País habla de su otra afición: el cine. La podremos ver en la película The Inner Life of Martin Frost de Paul Auster que será presentada en España en septiembre en el Festival de Cine de San Sebastián.

En su web (http://www.sophieauster.com) puedes escuchar algunas de sus canciones. El disco tiene momentos interesantes y Sophie demuestra buenas cualidades vocales. Sin duda le espera un brillante futuro artístico.

20 de abril de 2007

In the Mood for Love (de nuevo)

Otro vídeo de In the mood for Love. En este trailer suena Yumeji's Theme del compositor Shigeru Umebayashi. No he podido evitar ponerlo. Preciosa música.

In the mood for love

Mientras nos llega la última película de Wong Kar-Wai podemos recordar algunas imágenes de la excelente In the mood for Love. Canta Brian Ferry.

Wong Kar-Wai

Los incondicionales de Wong Kar-Wai esperamos impacientes el estreno de su nueva película, My Blueberry Nights. El 16 de mayo inaugurará el Festival de Cine de Cannes, donde ya ganó en 1997 el premio al mejor director con Happy Together, y fue presidente del jurado el año pasado.
Esta vez la acción no se sitúa en Hong Kong, sino en Estados Unidos. Al parecer My Blueberry Nights trata de los viajes por carretera de una cantante en busca del sentido de la palabra amor. Es la primera película de Wong realizada en Hollywood y supondrá el debut como actriz de Norah Jones. Otra de las novedades es que Christopher Doyle, director de fotografía en las fascinantes In the Mood for Love (200) y 2046 (2004) no colabora esta vez con el director chino.
Según se lee por ahí, Wong Kar-Wai trabaja también en un proyecto titulado The Lady from Shanghai protagonizado por Nicole Kidman y que no tendría nada que ver con la famosa película de Orson Welles de idéntico nombre.

16 de abril de 2007

The Sunday Drivers - Do it

Hoy aparece Tiny Telephone, el último disco de The Sunday Drivers. Este vídeo pertenece a la canción "Do it". Mi preferida es "Rainbows of Colours", una inyección de optimismo para afrontar los avatares diarios.

7 de abril de 2007

Haruki Murakami: Kafka en la orilla

Con Haruki Murakami no hay término medio. Se le venera o se le aborrece. Y no me refiero sólo a la opinión de los críticos literarios, sino también a la de mis conocidos, aficionados a la literatura sin más. Lo pude comprobar con su anterior novela Tokio Blues. Norwegian Wood (publicada en 1987 en Japón, 2005 en España) y con la más reciente Kafka en la orilla, (Tusquets editores, 2002 en Japón, 2006 en España).

En su país es un auténtico ídolo de masas y ha vendido millones de ejemplares. En España se agotan sin parar sus ediciones. Unos dicen que es el mejor narrador actual y que no tardará en ganar el Nobel. Otros, lo acusan de ser un escritor tramposo cuyo único mérito es engarzar hábilmente sus tópicos habituales. Hay incluso quien pone verde a Murakami por sus poses de divo aunque reconoce sin rubor que no ha leído su última novela ni piensa hacerlo.

En cuanto a Kafka en la orilla, diré que me parece una novela especial, sugerente, hermosa, onírica, arriesgada... Es una obra poética, pero también trágica, e incluso, por momentos, humorística. Tokio Blues me gustó bastante, a pesar de sus pérdidas de ritmo narrativo; pero prefiero esta última novela por sus múltiples facetas, por su apuesta imaginativa, por su pluralidad de voces narrativas...

No voy a referirme al argumento para no desvelar ninguna sorpresa, sólo indicaré que el protagonista de Kafka es un joven, Kafka Tamura, que abandona su casa el día que cumple quince años para liberarse de una maldición que pesa sobre él. “Quiero liberarme lo antes posible de este peso que acarreo sobre mis espaldas, quiero empezar a vivir por mí mismo, no como alguien atrapado en las obsesiones de otro.”

Pero ¿quién puede escapar a su destino? La tragedia griega ya nos enseñó que es “el destino el que elige a los personas”, no al revés.

El personaje principal nos remite directamente a Holden Caulfield (El guardián entre el centeno). Murakami tradujo al japonés la obra de J. D. Salinger mientras escribía esta novela. A pesar de ello, niega tajantemente la influencia en una reciente entrevista. Reconoce, en cambio, tras Kakfa Tamura la presencia de Antoine Doinel el protagonista de la película Los cuatrocientos golpes de Truffaut.

En Kafka en la orilla el alter ego del protagonista es un cuervo: “kafka” en checo significa “cuervo o grajo”. Uno de los personajes, el entrañable Nakata, dialoga con los gatos y con una piedra mágica; además, tiene la facultad de provocar lluvias de sardinas y caballas, o de sanguijuelas. Otro personaje es un espíritu que se encarna en la figura del Coronel Sanders, el fundador del Kentucky Fried Chicken (“Un icono de la empresa capitalista fácil de reconocer”). Otro, fabrica flautas con las almas de los gatos que mata y se pasea por la vida bajo la apariencia de Johnnie Walker, tal y como aparece en las botellas de whisky de esa marca. Encontramos también a una escultural prostituta que cita a Bergson y a Hegel; al propietario de un café que diserta sobre Beethoven y Haydn; a dos soldados perdidos en el bosque desde la Segunda Guerra Mundial y que custodian una entrada secreta... Salpimentando materiales tan variados: infinidad de referencias literarias, culturales, musicales, históricas...

Pregunta: ¿Cómo sostener un edificio narrativo con esos ladrillos sin caer en el ridículo o en el absurdo? ¿Cuál es la piedra filosofal que permite convertir elementos tan dispersos en oro narrativo?

Respuesta: el talento, y a Haruki Murakami le sobra.

En conclusión, una obra muy recomendable. Que se escriban muchas novelas de este nivel y que yo las lea.

4 de abril de 2007

Daido Moriyama

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla, presenta la primera exposición que se realiza en España sobre el fotógrafo japonés Daido Moriyama (Osaka, 1938).

A Moriyama no le interesa la fotografía artística. Sus imágenes, en blanco y negro, tomadas con una cámara compacta, incluso desenfocadas, reflejan el desasosiego de la vida cotidiana en la ciudad.
Fotografía que ocupa la portada del programa de mano de la exposición.

Keith Richards


La agencia EFE distribuye una noticia reproducida ampliamente por los medios de comunicación.

Leemos el titular:


Comenta el decrépito, más que viejo, rockero: "Fue incinerado y no pude resistir hacerme un tirito con él. A mi padre no le habría molestado, no le importaba una mierda."

Sin comentarios. La realidad vuelve a superar a la ficción.