24 de noviembre de 2009

Michael Connelly: Deuda de sangre


Tras la publicación de El veredicto he leído una y mil veces en distintas sitios y blogs que en esta novela Michael Connelly reúne "a sus dos mejores personajes. "

A estas alturas resulta imposible averiguar quién es el autor original de esta opinión. Lo cierto es que en Internet los comentarios, rigurosos o no, científicos o humorísticos, objetivos o subjetivos, reales o ficticios, se difunden a mayor velocidad que la gripe y enseguida adquieren la categoría de dogma de fe. Además, se piratean y repiten sin rubor y sin citar la fuente.

Larry Sanger, uno de los fundadores de Wikipedia lo resumió con clarividencia: "Internet produce una enorme cantidad de basura y de cosas excelentes." El gran defecto de los buscadores web es que ordenan los resultados de la búsqueda no por su rigor científico o por su calidad sino por un ranking basado en el número de enlaces que conducen a determinada página. A más vínculos, más ranking, lo que casi nunca garantiza una información fiable ni contrastada.

A lo que iba. El caso es que no estoy en absoluto de acuerdo con la idea de que Harry Bosch y Mickey Haller sean los dos mejores personajes de Connelly. Tal afirmación supone, por lo menos, ignorar a Terry McCaleb. En mi opinión un personaje mejor construido, más redondo, más humano y cercano que el abogado Haller. Quizá más de un aficionado a la crítica desconozca las novelas protagonizadas por el antiguo agente del FBI.

Terry McCaleb es el protagonista de Deuda de sangre (Blood Work, 1998). Tras recuperarse de un trasplante de corazón acaba investigando el asesinato de su donante. Esta novela era imposible de encontrar desde hace años y ha sido reeditada ahora por Bruguera para el sello Zeta Bolsillo. En mi opinión se trata de una de las mejores narraciones de Michael Connelly. Clint Eastwood la llevó al cine en 2002 de manera bastante correcta.

Posteriormente, en Más oscuro que la noche (A Darkness More Than Night, 2001) coinciden Harry Bosch y Terry McCaleb. Y es que entremezclar a sus personajes es un recurso que Connelly ya utilizaba antes de El veredicto. Por último, en Cauces de maldad (The Narrows, 2004) Bosch investiga la muerte de McCaleb.
Así que, en mi opinión, Deuda de sangre reúne a los dos principales personajes de Michael Connelly: Harry Bosch y Terry McCaleb. Seguro que muchos estáis de acuerdo conmigo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.

fab - golem dijo...

Coincido contigo en el análisis pero cometes un error al final. Como tú mismo dices, no es en "Deuda de sangre" donde coinciden Bosch y McCaleb, sino en "Más oscuro que la noche".

Saludos.

Alazorza dijo...

Hola, fab-golem. Gracias por tu comentario. Me parece que no hay ningún error. Está publicado lo mismo que tú dices: Coinciden en "Más oscuro que la noche." Saludos